Parálisis residual posoperatoria secundaria al bloqueo neuromuscular. Un problema no resuelto

Idoris Cordero Escobar

Texto completo:

PDF

Resumen

La parálisis o bloqueo residual posoperatoria puede causar complicaciones y poner en riesgo la seguridad del paciente. El objetivo aquí fue identificar la incidencia de parálisis residual secundaria a la reversión del bloqueo neuromuscular. Se realizó una investigación descriptiva, observacional, para evaluar la incidencia de parálisis residual posoperatoria secundaria a la reversión del bloqueo neuromuscular en el período comprendido entre enero del 2016 y el 2018. La función neuromuscular se evaluó con un acelerómetro modelo TOF-Watch SX, Organon (Dublin, Ireland). Con él se evaluó el tiempo de eficacia clínica (en minutos), que es el que transcurre desde la inyección del medicamento y la recuperación del 25 % de la respuesta, y el tiempo de duración total (en minutos), que es el transcurrido desde la inyección del fármaco hasta la recuperación del 90 % de la sacudida, sin administrar nuevas dosis. En los 2 años de estudio se realizaron 7,771 intervenciones quirúrgicas electivas mayores. De ellas, 3,431 requirieron anestesia general y bloqueo neuromuscular (57,25 % del total). La muestra quedó conformada por 150 pacientes. Predominó el grupo etario de 40 a 49 años, el sexo masculino, el peso 69,3 ±2,4 kg. El riesgo anestésico fue ASA II (70,7 %). Fueron revertidos en el quirófano con neostigmina y atropina el 46,6 % de los pacientes y el 23,4 % con sugammadex. La extubación en el quirófano se presentó de forma espontánea en 11 pacientes (7,3 %), posterior a la reversión en 30 pacientes (20,0 %) mientras que 109 pacientes (79,7 %) fueron extubados en la sala de recuperación. Cuando se monitorizó la función neuromuscular, se observó un tiempo de eficacia clínica de 39,13 ±4,8 min (p = 0,028) y un tiempo total de bloqueo de 38,5 ±7,3 min (p = 0,390). Las diferencias entre el tipo de reversor y el grado de recuperación resultaron estadísticamente significativas (p ≤0,00001). La media del tiempo quirúrgico fue de 3,29 ±3,1 h. El tiempo medio de extubación después de llegar a la sala de recuperación fue a las 2,30 ±0,9 h. La presencia de bloqueo residual se presentó en el 36 % del total. Las complicaciones fueron bradicardia, hipotensión, aumento de la salivación, náuseas y vómitos en el grupo de pacientes revertidos con neostigmina. Existieron diferencias significativas entre grupos p ≤0,05. Los métodos de valoración corriente del grado de relajación y la administración de potentes bloqueadores neuromusculares, traen aparejados una innecesaria e inaceptable alta proporción de pacientes con riesgos de curarización residual.

Palabras clave

período perioperatorio; bloqueo residual; curarización

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.